sábado, 31 de diciembre de 2016

Review for FCE

The drama club at your school put on a stage musical last Saturday. Now you have been asked to write a review for the school magazine, including information about the quality of the performances, the costumes and the people in the audience, and saying whether you think the drama club should take this musical to other schools.


I really enjoyed the stage Musical which the Drama club put on last Saturday at the School. Its title was "Hoy No Me Puedo Levantar" and tells the story of two young men who went to Madrid to have their own music band.

The plot is gripping right from the start. To me, it seemed so realistic that I was involved with the main characters. Some songs were so amazingly performed that the audience was often maned to tears.

What I really loved about the musical was the costumes. There is so much work behind them although people who I talked to at the end did not appreciate it too much.

The only criticism I would make is that people in the audience were not quiet enough and this could explain the lack of attention of the actors at certain moments. Despite of that, I think it is a really good job and the club should show this musical in different theatres in the city.




(165 words)

El despertar

El amanecer fue de un día cualquiera de invierno, frío, triste y nublado. Nada parecía tener sentido, ¿había sido todo un sueño?, demasiado real, decía para sus adentros. Sentía frío, mucho más de lo habitual; la tenue luz que asomaba por el ventanal dañaba sus ojos y decidió cerrarlos, taparse y escuchar. Al poco notó algo extraño, fuera de lo normal, tenía algo en el costado del cuello que al tocarlo le produjo un dolor punzante y su corazón se aceleró; ¿y si no había sido un sueño? lo único que se escuchaba eran los rápidos latidos, la preocupación se apoderó de su cuerpo y las preguntas la inundaban la cabeza; abrió los ojos y se incorporó pero no podía vislumbrar nada más que bultos, la luz a pesar de tenue la cegaba. Titubeante salió al pasillo de la mansión, el polvo y  las cortinas hacían opaco el tragaluz y conseguían una extraña penumbra.


Los recuerdos dominaban su mente en la oscuridad, ¿Quién era el extraño? ¿qué me hizo?; según lo que había leído en cuentos e historias unas marcas así no las dejaba cualquiera, pero eran reales. Fue al lavabo a taparse la herida, el agua en contacto con la herida, abrasaba, entraba en ebullición y no surtía efecto. El dolor se fue haciendo más intenso conforme pasaban las horas. Tenía sed y estaba agotada, pero el agua no la saciaba, la comida no satisfacía su paladar, necesitaba… algo más.

A la luz de la luna

Voy a publicar unos quepeños relatos que tenía en un antiguo Blog para que por lo menos no caigan en el olvido de un archivo de mi ordenador.

La noche era clara, la luz de la luna dejaba una penumbra en la habitación. Fuera se oía el silbido de un viento gélido que de vez en cuando se notaba por las rendijas del ventanal. Su cuerpo estaba inmóvil, sus músculos tensos, su corazón palpitaba con ritmo acelerado, todos sus sentidos puestos en las fantasmagóricas sombras que creaba la luna; ella sabía que no estaba sola, que había algo mas ahí fuera. De repente un golpe seco, un parpadeo, y la ventana estaba abierta. Rápidamente se levantó a cerrarla pero ya era tarde, algo había entrado en la habitación, podía notar su presencia, una presencia fría, inquietante, pero a la vez tranquilizante.


De pié junto a la ventana ya cerrada notó algo que la rozaba la  espalda, el roce fue fugaz, pero suficiente para sentir cómo se helaba la sangre. Se giró, avanzo hacia la oscuridad, hacia donde estaba la cama, pero a medio trayecto se paró en seco, un aliento frio le rozaba el cuello, unos labios se posaron levemente sobre su piel; segundos que parecían horas enteras, pero aquella sensación era nueva, algo en su interior le invitaba continuar, los fríos labios seguían recorriendo su cuello besando centímetro a centímetro. Un escalofrío recorrió su cuerpo mientras oía un leve susurro al oído; con la respuesta comenzó en baile, la pasión se desataba, no importaba el frío, no importaba quien o qué fuese el extraño. El final, un beso largo y sensual; los labios volvieron a recorrer el cuello, punto por punto, hasta que suavemente y con delicadeza, ella notó como algo se iba clavando en un costado, no sentía ni dolor ni miedo, ni frio ni calor, desde entonces no volvió a ser la misma.

Queridos Reyes Magos ...

Estando en las fechas que estamos, creo que lo más oportuno de hacer en este ratito que tengo para sentarme en el sofá es escribir mi carta a sus majestades de oriente.

La verdad es que hace mucho que no la escribo como tal puesto que dejé de ser niño hace mucho tiempo, pero creo que en todos nosotros siempre queda la ilusión. En este caso no voy a pedir regalos o juguetes, sino más bien expresar mis deseos para este próximo año 2017.

En primer lugar, a Melchor le pido Paz. Paz en el mundo. Visto cómo esta el muldo, esto (permitidme la expresión) se va a la mierda. Siria por un lado, Rusia por otro, EEUU con Trump, y aqui en españa no avanzamos nada. Ya solo falta que a la fiesta de 2017 se apunte el Coreano loco.

A Gaspar, como no podía ser de otra manera, le voy a pedir trabajo, no solo para mí, que tambien lo necesito, sino también para esas miles de personas cuyas familias lo estan pasando mal por no llegar a fin de mes mientras que nuestros políticos (elegidos por nosotros mismos) están robando dinero a expuertas.

A Baltasar, este deseo va a ser para mi, le voy a pedir que pueda seguir al lado de la persona a la que quiero para siempre, vaya donde vaya, porque es una persona maravillosa y se lo merece.


¿ya está? ¿sólo esos tres deseos?

Pues si, aunque seguro que me dejo alguno en el tintero pero tiempo tendré de pedirlo ¿no?, espero que los Reyes se porten bien y si eso me dejen enviar un modificado de la carta antes del dia 6.

Sin nada más que añadir,

Burgos, a 31 de Diciembre de 2016

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Hello World!

Hola a todos, o a nadie, segun se mire.

¿Blog de sitios? ¿Blog de viajes?

Un poco de todo.

Y pensareis que estoy un poco loco, ¿de que sitios hablas?, pues mira, de sitios en general, pueden se rincones de mi mente, lugares a los que viajo o simplemente que cojo y me ubico en cierto sitio a contar lo que veo y lo que siento. ¿Te parece bien? Espero que así sea, porque la aventura comienza.